Los secretos de navegar en modo privado en smartphone y ordenador

Si antes no queríamos que gente de internet nos encontrara en la vida real, ahora ocurre al revés. No queremos que nuestros conocidos nos encuentren por internet. Hoy día el historial de navegación es uno de los secretos que mejor quieres guardar. Y para eso, puedes visitar webs en modo incógnito con tu navegador.

¿Cómo se hace? ¿Es un modo privado de verdad? ¿De qué te protege y de qué no?

Hoy te lo vamos a explicar todo muy fácilmente, para que sepas cómo hacerlo y si estás seguro al navegar en modo incógnito.

Cómo navegar en modo incógnito por la web

Si no quieres que se sepa por dónde navegas, qué buscas y que quede rastro en tu historial, activar el modo privado es muy sencillo.

Como Google Chrome es el navegador más utilizado en el ordenador y el smartphone, te lo vamos a explicar sobre todo para él, aunque también te vamos a comentar un poco sobre la otra gran alternativa, Firefox.

Abre Chrome en tu teléfono y, en la parte superior derecha, verás los tres puntitos del menú. Pulsa ahí y saldrá un desplegable.

De las opciones que te aparecen, la segunda, llamada «Nueva pestaña de incógnito», es la que buscas. Al pulsar, te indica que has iniciado una sesión de incógnito y navegarás de modo privado. Ya está, es así de fácil.

Si usas Firefox en tu smartphone es muy similar. Ábrelo, pulsa de nuevo los tres puntitos de arriba a la derecha y elige «Pestaña privada nueva».

Igual que en Chrome, la barra superior del navegador se vuelve oscura, para que sepas que estás navegando en modo privado.

En el ordenador también es muy sencillo.

Usando el Chrome de tu PC, pulsa en los tres puntitos de la parte superior derecha y del desplegable que te sale, elige la tercera opción «Nueva ventana de incógnito».

En Firefox para ordenador el menú está en el mismo sitio y son tres rayitas. La opción que buscas se llama «Nueva ventana privada».

En otros navegadores, como Safari y Opera, hay opciones similares, no son difíciles de encontrar, despliega sus menús y las verás enseguida.

Ahora, navegando en modo incógnito, ¿estás totalmente seguro?

De qué te protege navegar en modo incógnito (y de qué no)

Cuando navegas en modo privado no se va a registrar ningún sitio que veas en tu historial, tampoco se van a aceptar las cookies de los sitios web (que permiten saber qué has buscado y qué has hecho en un sitio) y tampoco se van a almacenar datos que introduzcas en una página.

¿No te ha pasado alguna vez que has buscado mesas para el salón y después, mientras navegas, no paran de salirte anuncios de mesas en las webs que visitas?

Eso se llama remarketing y lo hacen gracias a las cookies y la huella que dejas en las webs que visitas. También delata lo que has estado viendo y, con el modo incógnito, eso no te pasará, por ejemplo.

Sin embargo, cuidado, porque navegar en modo incógnito no significa que seas del todo invisible.

Aunque tu compañero de piso o tu pareja entre en tu ordenador y no puedan ver qué has hecho en modo incógnito, tu proveedor de Internet o incluso tu jefe, consultando los datos de navegación de la red de tu empresa, podrían llegar a saber lo que estás visitando.

Así que mucho cuidado si usas el modo incógnito en el ordenador del trabajo, porque no eres invisible.

En definitiva, el modo incógnito hace que no quede rastro en tu ordenador o teléfono de qué has visitado, y aumenta tu privacidad navegando. Sin embargo, no eres 100% indetectable, y lo que haces sí queda registrado, por ejemplo, en la red de tu empresa o los servidores de tu proveedor de Internet.

Así que, ahora que ya sabes cómo navegar en modo privado, úsalo sabiamente. Y para más privacidad en tu vida, aquí te contamos cómo borrar el historial de navegación y cómo saber si te cotillean el móvil.